miércoles, 23 de abril de 2014

Raíces esotéricas de Sant Jordi y el Día del Libro


La celebración de San Jordi y del Día del Libro tiene profundas raíces ocultas y simbolismo esotérico (*)

San Jorge es el más importante de los santos que nunca existieron y sin embargo su figura cuenta con una implantación universal.
Bajo diferentes nombres, pero con idénticos atributos, en culturas muy diferentes este héroe sobrehumano que domina al reptil representa el triunfo del espíritu sobre la materia y la evolución de la conciencia, a través del amor y el conocimiento, simbolizados por la rosa y el libro.

Todo ello forma parte del desarrollo pleno del potencial humano, perseguido tanto por los iniciados como por las ciencias noéticas, que constituye el eje central de la tercera novela protagonizada por el simbologista Robert Langdon. Ésta comienza con un ritual masónico y por el macabro hallazgo de un miembro humano, que representa el principal símbolo de los Misterios iniciáticos: la mano de Sabazius, nombre del dios frigio y romano que combate a la serpiente telúrica a lomos de su caballo.
La figura de Sabacio es la versión más aceptada como origen del culto cristiano a San Jorge en Asia Menor. Pero su implantación como figura más dominante en las primeras iglesias del cristianismo copto nos obliga a verle también como una transformación del dios egipcio Horus, al que se representa dominando con su lanza al cocodrilo. En el Islam, esta figura será conocida como Al-Khidr, misterioso iniciador de Moisés y Mahoma, que también combate al dragón montado en su caballo.
Ello no ha impedido que muchas tradiciones cristianas locales representen a San Jorge “matando moros”. Patrón de multitud de países y ciudades en toda Europa, si este santo fue venerado desde los inicios del Cristianismo se debe a que es la encarnación cristiana de un arquetipo muy anterior. Su identificación con un soldado romano que sufrió el martirio carece de base histórica; además, ésta resulta incompatible con su implantación en todo Occidente como el misterioso guerrero surgido de la nada que domina al dragón antes de que devore a la princesa y le regala una rosa del zarzal que crece mágicamente donde ha caído la sangre de la bestia.
Esa rosa es el símbolo de su feminidad y también de las diosas arrolladas por el patriarcado, pero también lo es del espíritu. Será el emblema adoptado por varias familias nobles europeas –como los condes de Provenza, los York o los Tudor- que tienen sus raíces en antiguos linajes judíos, representados por la Rosa de Sharon. Pero también lo es de oscuros movimientos esotéricos, como la Rosa-Cruz, que tienen como objetivo la evolución de la conciencia colectiva, a través de cambios político-religiosos, de la filosofía, la ciencia y la literatura modernas, contándose entre sus adeptos figuras como Descartes, Newton, Spinoza, Comenius o Sir Francis Bacon.
Este último político y filósofo inglés es el maestro de una verdadera Orden iniciática o Escuela de Misterios –al estilo de las egipcias o griegas– y de diversos círculos de influencia literarios y esotéricos, a los que pertenecen muchas de las más relevantes figuras de la Inglaterra isabelina. Dicha Orden es conocida –entre otros nombres– como los Caballeros del Casco, porque está bajo la advocación secreta de Pallas-Atenea, la diosa que agita su lanza (shake-speare) para dominar a una serpiente, si bien adopta como patrón formal a San Jorge, que también lo es de órdenes con raíces esotéricas como la Jarretera, el Temple o los Teutónicos.
El 23 de abril, festividad de San Jorge, ha sido elegido por la UNESCO como día universal de las Letras debido a una extraña coincidencia: aunque con una diferencia de calendarios entre sus países, se supone que el 23 de abril de 1616 murieron tanto Shakespeare como Cervantes, cuyas obras están repletas de un simbolismo esotérico que denota su pertenencia a sociedades secretas relacionadas entre sí y que, al menos en el caso del primero, se identificaban con la figura de San Jorge.

(*) Así lo asegura en su libro Claves Ocultas de El Símbolo Perdido, Enrique de Vicente,  querido y admirado amigo, fundador y director de la revista Año Cero, vicepresidente de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Culturales.

domingo, 20 de abril de 2014

Felicidades, Tauro


Felicidades a todos los nativos de Tauro de buena fe. Hoy entra el Sol en el segundo signo del Zodiaco, y los nativos de este signo comienzan a cumplir años. Es el momento de recargar las energías y de formular nuevos propósitos para el año que empieza para Tauro. Un ciclo de renovación que también pueden experimentar quienes tienen el Ascendente en este signo.


Más información en www.cassanya.com

sábado, 12 de abril de 2014

LAS CUATRO LUNAS DE SANGRE


El próximo martes, día 15 de abril de 2014, habrá un Eclipse Total de Luna que será el primero de una Tétrada, una serie de cuatro, que ya se ha hecho famosa como Las Cuatro Lunas de Sangre, una apocalíptica profecía que ha empezado a circular por el mundo que acabará con la venida de Jesucristo.
¿Pero cuántas veces hemos oído cantinelas de este estilo? No obstante, explicaré esto por lo que tanta gente me pregunta.

Todo empezó en 2008, cuando el pastor Mark Blitz, de una iglesia de Washington, se puso a estudiar las profecías sobre el Sol y la Luna empezando por el Génesis. Y a una de sus frases se aferró: “Puso Dios los astros en el cielo como señales para las estaciones del año, el día y la semana”. Según este pastor, el término señal en hebreo significa una señal de su venida, de modo que los textos sagrados se pueden leer como una serie de profecías que pueden ser interpretadas. Tan solo hará falta saber hallar las señales que determinan los tiempos.
Y, según él, las encontró en esta Tétrada lunar que se producirá en las siguientes fechas: 15 de abril y 4 de octubre de 2014; y 4 de abril y 28 de septiembre de 2015. Resulta que estas fechas corresponden a las fiestas más importantes para los judíos: a la Pascua las dos de abril y a los Tabernáculos las otras dos.
Blitz interpreta la coincidencia de estos cuatro eclipses totales de Luna, estas cuatro lunas rojas o de sangre, como una señal del Apocalipsis que debe suceder entre este año y el siguiente.

A partir de ahí, cita otros textos de la Biblia para ser más creíble:

“El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Señor”. (Joel 2:31)

"Hizo la luna para marcar los tiempos". (Salmo 104:19).

"Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas". (Lucas 21:25).

"El sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas". (Mateo 24:29).

"El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que llegue el día grande del Señor". (Hechos 2:20).

La profecía toma vuelo
Esta historia toma vuelo cuando John Hagee, otro pastor, esta vez de San Antonio, Texas, recoge el testigo de Blitz y, en 2013, publica un libro -que es ya un superbestseller-, titulado Four blood moons: something is about to change (Cuatro lunas de sangre: algo está a punto de cambiar).
Hagee dice textualmente: “Yo creo que en estos próximos dos años, vamos a ser testigos de un acontecimiento muy dramático en el Medio Oriente que involucra a Israel y que cambiará el trascurso de la historia en el Medio Oriente y en todo el mundo”.

Lo más significativo de todo esto, según estos pastores, es que las dos últimas veces que ocurrieron este tipo de tétradas en los últimos 500 años fueron cruciales para el pueblo judío, como la de 1949-50, cuando el pueblo judío estaba en guerra y se proclamó el estado de Israel o la de 1967-68, con la guerra de Yom Kippur.

¿A favor o en contra?
No deja de ser curioso que estos eclipses ocurran precisamente en fechas tan señaladas para el pueblo judío, especialmente por dos motivos: primero, porque la Luna representa al pueblo judío y después porque la Pascua es una fiesta móvil que van en función de la Luna.
Además, este primer eclipse, el del martes 15 de abril, coincide con la Luna en conjunción con Marte, que precisamente está en su máxima aproximación a la Tierra desde hace unos 6 años.
También coincide con la Gran Cruz Cósmica, cuyos efectos son muy amplios y duraderos, pero que se hace exacta este mes de abril.
Sin embargo, esta profecía no tiene ningún tipo de credibilidad. De estos cuatro eclipses solo uno será visible desde Israel. Si es pueblo judío estuviera tan vinculado a las tétradas ¿por qué no las hubo en otros momentos históricos de triste recuerdo como en la II Guerra Mundial, por poner un solo ejemplo?
Y la verdad es que de las 62 tétradas habidas desde tiempos de Jesús hasta ahora, ocho de ellas han coincidido con esas fechas sagradas para los judíos, sin nada especial que reseñar en la historia. Por tanto, su argumento no se sustenta en pie. Simplemente han querido ajustar y justificar para dar credibilidad a su apocalíptica profecía.
El Apocalipsis, además, es uno de los textos más controvertidos de la Biblia, el más profético. Pero tampoco se puede entender sin recurrir a la cultura astrológica: los 4 jinetes del Apocalipsis; los 7 sellos; las 7 trompetas… es Astrología en clave, aunque otra cosa es el uso que quienes escribieron aquello hicieron de ella.
¿Qué dirán estos pastores cuando lleguemos a octubre del año que viene, 2015, y no venga Jesucristo?

Las ocho tétradas que hasta ahora han coincidido con la Pascua y los Tabernáculos son las siguientes:
162-63
795-96
842-43
860-61
1493-94
1949-50
1967-68
2014-15
Como curiosidad, ya que las tétradas no tienen una periodicidad fija: no hubo una sola tétrada desde 1600 hasta 1900, mientras que habrá un total de 9 durante este siglo XXI, siendo la actual la segunda; la primera fue en 2003-04.


También puedes escuchar Milenio 3, el programa que dirige y presenta Iker Jiménez en la Cadena Ser, ya que esta madrugada hablamos sobre ello.
http://www.cadenaser.com/milenio3/

viernes, 11 de abril de 2014

Enigma en Marte



La NASA descubre potentes luces en diferentes puntos de Marte y no sabe a qué se deben.

Interesante, más aún ahora que Marte está en su punto más cercano a la Tierra en años.

martes, 8 de abril de 2014

Marte se acerca a la Tierra


Marte se está aproximando a la Tierra, 300 Kms. por minuto, ni más ni menos. Desde hoy y hasta el próximo día 15 se podrá ver a Marte un poco más brillante, más cerca de nosotros. Dicho así, a muchos les parecería una animalada, que vaya a chocar con nuestro planeta o, como mínimo, que vayamos a verlo tan grande como la Luna. Nada más lejos de la realidad. Es algo muy frecuente, y no es ésta la vez que más cerca lo tenemos, pero parece que esta vez todo el mundo está más al corriente y a la expectativa. Estuvo más cerca, por ejemplo, en 2003. El perihelio de Marte (punto más cercano a nuestra estrella en toda su trayectoria de traslación alrededor de la misma) ocurre una vez cada dos años aproximadamente. Cuando ocurre, la Tierra siempre está entre Marte y el Sol, porque siempre hay oposición Sol-Marte.
Y esta es la cuestión que verdaderamente interesa para la Astrología. La clave de esta oposición Sol-Marte es que activa la Gran Cruz de la que estoy hablando estos días. Y a ello habrá que atenerse y prestar atención, tanto en lo que pasa en el mundo como en lo que nos pasa a cada uno de nosotros.

Para saber sobre la Gran Cruz, búscalo en este mismo blog o haz clic en este enlace:

No obstante, que esto no te impida disfrutar de ver a Marte, porque la observación del cielo siempre es una maravilla. Así que, poco después de ponerse el Sol, mirando hacia el sureste verás un punto que brilla, como una estrella, pero de las más grandes y con una tonalidad rojiza. Eso es Marte, y lo puedes ver a simple vista.

La peor vejez es la del espíritu


sábado, 5 de abril de 2014

Venus entra en Piscis y el amor para los signos de Agua



Venus está entrando en estos momentos en el signo de Piscis, donde estará hasta el día 3 de mayo, tiempo que será especial para las relaciones personales, el amor, la estética, el placer o el arte para el citado signo y, por extensión, para Cáncer, Escorpio y Virgo. Algo que también pueden notar quienes tengan a Venus o destacados puntos de su carta astral en alguno de estos signos.
Venus tiene exaltación en este signo de Agua y, además, hará conjunción con Neptuno, lo que sugiere elevada sensibilidad e ideales. Si se cumplen y se lleva por buen camino, es momento de vivir relaciones muy especiales y situaciones casi de película. Pero, si no se canalizan bien estas energías, puede conducir a idealismos y ensoñaciones que acaben en desengaño. Convendrá evita autocomplacencias, el victimismo o idealismos, pero también susceptibilidad y sentimientos mórbidos para no caer en el lado oscuro de esta combinación. En su lugar, es una etapa para elevar el espíritu estético y ético, así como acercarnos de una manera noble y sensible a nuestros ideales.

jueves, 3 de abril de 2014

NEWS nº 68, ABRIL 2014


Aquí tienes un enlace con el acceso a la news de este mes de abril, donde puedes leer el artículo sobre la Gran Cruz y disfrutar de los Pronósticos diarios, mensuales y anuales para cada uno de los 12 signos del Zodiaco.

Te sugiero que te suscribas gratuitamente a la news para recibirla cada mes en tu mail, por si aún no eres uno de los 10.000 suscritos.

Te registras aquí y listo:

martes, 1 de abril de 2014

LA GRAN CRUZ DE 2014


En la era del Jazz era fácil contagiarse de un optimismo exagerado. Corrían los “felices años 20” o “años locos” del pasado siglo XX cuando, finalizada ya la I Guerra Mundial, la gente parecía feliz y nadaba en la abundancia, especialmente en EE.UU. Se compraba de todo, incluso cosas que no necesitaban. Fue cuando se popularizó el teléfono, los electrodomésticos y los coches; y cuando se impuso la venta a plazos, desatando una ola consumista jamás vista. El problema es que a la gente se le invitaba a gastar más de lo que tenía y a endeudarse, mientras una enorme burbuja engordaba bajo sus pies.
Hasta que un “Martes Negro” destrozó la vida de millones de personas. Aquel 29 de octubre de 1929 Wall Street, el corazón financiero de los EE.UU., y por extensión del mundo entero, colapsó. La bolsa hizo Crack de repente y una gran crisis financiera y económica invadió el país más poderoso del mundo, cual tsunami, contagiando luego a Europa a lo largo de los años 30 y extendiéndose a gran parte del mundo, arrasando países pobres y países ricos. El desempleo aumentó al 25%; en algunos países llegó a superar el 30%. Millones de americanos se vieron en la calle y sin trabajo, viviendo de caridad y dependiendo del sustento del gobierno. La crisis fue muy larga. La mayoría de países no empezaron a recuperarse hasta mitad de los años 30, aunque algunos tardaron bastantes años más. La Gran Depresión, como aún se le conoce, provocó una brutal transformación de las clases sociales, el mercado laboral, la política, la sociedad, la cultura… contribuyendo, además, al auge de los nacionalismos y de los movimientos de ultraderecha. Y lo que aún es peor: sirvió de abono para la II Guerra Mundial que vendría a continuación.
Seguro, querido lector@, que ya te has dado cuenta del paralelismo que existe entre lo descrito hasta ahora y lo que está pasando en el mundo desde hace unos años.
¿Coincidencia? De ningún modo: la historia se repite y lo hace a ritmo de los grandes ciclos astrales, que funcionan como un complejo reloj celeste (1) determinando el destino de la humanidad.

LA HISTORIA SIEMPRE SE REPITE
En aquellos años 30, como ahora, había una cuadratura entre Urano y Plutón, también en los signos Cardinales y, sobre todo, con Urano en Aries (2). No se trata de una mera coincidencia, sino de una sincronía, pues no solo se repite el aspecto planetario predominante de entonces, sino también el tránsito de Urano por el primer signo del Zodiaco, algo que solo ocurre una vez cada 84 años. Cada vez que se repite un ciclo astrológico, se repite la historia o diferentes etapas de un determinado proceso histórico.
Debido al orbe de los aspectos interplanetarios, la cuadratura de Urano y Plutón de los años 30 abarcó desde finales de los años 20 hasta finales de los años 30. La actual cuadratura abarca desde 2007 hasta finales de esta segunda década del siglo. Son tiempos revueltos, como lo fueron los años 30. Hasta ahora, bajo el predominio de esta cuadratura, hemos visto ya muchas cosas. Por citar algunas de las más dramáticas: una grave crisis económica mundial (3), con todas las consecuencias que implica: desempleo masivo, ruptura y malestar social, reducción de salarios y pérdida de adquisición…; numerosas manifestaciones y revoluciones en todo el mundo, con la paradigmática Primavera Árabe; o lo que está pasando en Ucrania, que algunos políticos han definido ya, mientras escribo este artículo, como la mayor crisis mundial de las últimas décadas.
Como hemos visto en anteriores exposiciones al tratar esta temática (4), la mayoría de las grandes crisis y revoluciones históricas se producen al pairo de los ciclos entre Urano y Plutón, como ocurrió a mitad del siglo XVII, que los historiadores han señalado como el Siglo Maldito, o con la Revolución Francesa. Y como volverá a ocurrir a mitad de este siglo XXI, bajo la próxima oposición entre ambos planetas (5).

LA GRAN CRUZ
Dentro de estos largos años marcados por la actual cuadratura entre Urano y Plutón, el aspecto se forma con exactitud varias veces, siete en concreto. Pero ya solo quedan dos, y una de ellas se da precisamente este mes de abril de 2014, exacta el día 21 en el grado 13 de Aries y Capricornio, formando, además, una Gran Cruz con Júpiter en Cáncer y Marte en Libra. La siguiente y última será el día 17 de marzo de 2015, en el grado 15, aunque esta vez no habrá una Gran Cruz.
Que este mes sea exacta esa temible configuración de la Gran Cruz eleva la tensión, pero en realidad estará funcionando durante toda la primera mitad de este año, como ya advertí en el Anuario Astrológico 2014:

Estamos ante una de las configuraciones astrales más peligrosas de las últimas décadas.
Esta Gran Cruz arranca de una histórica Media Cruz que lleva varios años en marcha porque, antes de que llegara Júpiter a Cáncer, era Saturno desde Libra el que la formaba con Urano en Aries y Plutón en Capricornio. En varias ocasiones, desde 2008, esta Media Cruz se ha cerrado en una Gran Cruz, lo que ha generado numerosas alarmas, ya que sobre esta configuración existe una especie de leyenda negra. Pero el lenguaje maniqueo no es bueno para nuestro saber. No hay ninguna configuración astral, absolutamente ninguna, que sea totalmente buena o mala. Ni siquiera la Gran Cruz ni el Gran Trígono.
Sin embargo, en esta ocasión su lado salvaje tiene un gran potencial, mayor, sin duda, que las anteriores grandes cruces citadas. Llevo más de treinta años de profesión como astrólogo y siempre he quitado hierro a las grandes configuraciones astrales de las últimas décadas. Pero esta ocasión es diferente. No obstante, la Astrología no está capacitada –al menos los astrólogos no lo estamos- para decir exactamente en qué lugar del mundo se pueden desencadenar los tremendos efectos de esta configuración astral. Tampoco podemos prever las dimensiones exactas.
Lo que es evidente es que –para bien y para mal- todo cuanto tiene que ver con la actual crisis mundial, todos los puntos citados en este reportaje y todo lo que está pasando estos últimos años (crisis económica, revoluciones, amenazas de conflictos armados, extremismos, terrorismo o desastres naturales) se acentuarán mientras la Gran Cruz esté activa. Será la etapa de la gran prueba de fuego.

¿Qué podemos hacer ante tanta incertidumbre?
Queda claro que vivimos tiempos excepcionales, pero eso no puede anularnos como individuos; significa que tenemos que actuar de manera excepcional. Y ¿cómo se hace eso?

(Este artículo continúa en la revista Tu Suerte número 226 correspondiente al mes de abril 2014)

domingo, 30 de marzo de 2014

Luna Nueva en Aries


Hoy se produce la Luna Nueva -es decir, la conjunción del Sol y la Luna- de hoy en el signo de Aries. Si toda Luna Nueva representa un momento semilla, que invita a generar nuevas ideas y proyectos, ésta lo es por dos motivos extra: por ser la primera de todo el Zodiaco y por estar en conjunción a Urano, formando una Media Cruz con Júpiter en Cáncer y Plutón en Capricornio.
Esta configuración es muy exigente y tiende a cambios drásticos, a los que no es fácil adaptarse. Conviene tener claro, más que nunca, que si queremos ver cambios en el mundo o en las circunstancias que nos rodean, deberemos empezar por cambiar nosotros mismos. Y, en ese proceso, será necesario descubrir la auténtica personalidad de cada cual, lo que hay más auténtico en cada uno de nosotros. Luego, habrá que ser osados.

Puedes ver pronósticos diarios, mensuales y anuales en www.cassanya.com